Dexva

Blog

Nuestros gastos hormigos y la importancia de conocerlos.

Los gastos hormigas son esos gastos que pasan desapercibidos, por ejemplo, el café que compras en el bar todas las mañanas. Un café al día parece que no es nada, es más muchas veces es necesario para arrancar nuestro día, pero qué pasa cuando este café es algo que compras todos los días, a ver es solamente 1.30€ al día no? Es un gasto mínimo que lo realizamos de forma casi inconsciente o por inercia. No pensamos si tiene un efecto impacte nuestra finanza personal. Pero si hacemos cuenta, digamos que tomas un café 5 días a la semana hablamos de que gastas 6.5€ por semana, 26€ por mes y un aproximativo de 312€ al año en café. Si lo piensas esa cantidad es casi 1 mes de cuota de autónomo.

Este gasto es un ejemplo perfecto de los gastos hormigas, son gastos muy pequeños que son recurrentes que nos despistan ya que son cantidades pequeñas que no les damos importancia, pero son gastos acumulativos que sí pueden llegar a crear un impacto o hueco en nuestra economía personal. Por eso es importante identificarlo, ser conscientes de la frecuencia con la que lo compramos, organizar y buscar alternativos a reducir ese consumo. Para que te hagas una idea, el gasto hormiga promedio por persona es de 150 euros por mes, hablamos de una media de 1,800 euros por año.

Los gastos hormigas en nuestras cuentas personales

Compartimos contigo algunos ejemplos de gastos hormigas para que vayas identificándolos.

 

Fáciles de detectar:

  • Cafés/ tés.
  • Compras impulsivas de ropa o en el supermercado.
  • Suscripciones a plataformas como HBO, Netflix, Amazon Prime…
  • Snacks o cervezas.

Poco más difíciles de detectar:

  • Intereses en retraso de pagos.
  • Comisiones de tarjetas.
  • Mantenimiento de cuentas bancarias.
  • Los intereses de compras a plazos.

Pequeños trucos que te pueden ayudar:

Dedica unas horas al mes a revisar este tipo de gastos hormigas, te puede sorprender lo que encuentres y lo que puedes cambiar para dejar de tenerlos. Para poder hacer esto de forma ordenada debes empezar por organizarte. Empieza con una lista, anota en qué gastos pequeños incurres cada semana y mes.

Si tu situación económica te permite tener gastos hormigas, no debes eliminarlos, pero si optimizarlo así tienes dinero para poder invertir en cosas que te generen dinero a ti y no gastar sin beneficio a medio o largo plazo. Ojo, tampoco hablamos de no permitirte caprichos que te hagan feliz, más bien de ser consciente de este tema y gastar con cabeza.

Una forma que puede ayudarte es que en tu presupuesto mensual (si no lo tienes te recomendamos leer el siguiente artículo) apartar una parte a los gastos hormigas dentro de gastos personales. Si eres de los que no se da cuenta cuánto gasta con la tarjeta y siempre te pasas de tu presupuesto personal, saca esa cantidad en efectivo y una vez se acabe no puedes sacar más dinero – se trata de tener mayor control – pero si debes apuntar en qué lo gastos para que aprender a conocer tu patrón de consumo.

¡Ahora que hemos localizado las hormigas, nos ponemos en acción!

Detectados estos gastos, vamos a tratar de reducirlos. Business Insider y BBVA te ofrecen algunos consejos como:

  • Hacer una lista cada vez que salgas de compras, así evitamos caprichos de último minuto.
  • Evitar comer fuera y cocinar más en casa (si eres de los que te cuesta mucho, busca un canal que te motive o algún canal en Youtube que vaya paso a paso). Según la Organización de Consumidores 6 de cada 10 españoles no lleva un tupper al trabajo y come fuera, lo que conlleva un gasto medio de 257 euros mensuales.
  • En vez de coger taxis infórmate de otras opciones de transporte público y de paso ayudas al medio ambiente como bicicletas eléctricas (también te ejercitas), monopatines, autobuses, metro… inclusive abonos que reduzcan el precio de ese uso.
  • Reducir salidas nocturnas (no eliminar que también se necesitan para despejarnos), pero elaborar un presupuesto y tratar mantenernos dentro de él.
  • Los pequeños vicios como tabaco y alcohol están sujetos a altos impuestos, lleva a que tengas un gasto en promedio de 155 euros al año.
  • Revisión de los servicios contratados. Comprueba si los utilizas o no, qué tarifas tienen y si puedes optar por una mejor, comparar precios por ejemplo en la Organización de Consumidores y Usuarios española (OCU) tiene una calculadora gratuita que te puede ayudar.
  • Un pequeño truco es guardar los tickets y guardarlos juntos en un punto visual de tu casa, verás cómo ese volumen de papeles va aumentando y eso crea una conciencia visual de los gastos hormigas que vas generando.

Ahora sabemos que esto no es fácil de hacer, pero si pones una motivación extra seguro te ayuda a cumplirlo. Empieza a hacerlo de poco a poco, es crear un hábito, si lo hacemos de golpe es muy probable que lo dejemos rápidamente y lo que cuenta en esta carrera es ser constante. Ponte una meta y que esa meta conlleve un regalo para ti mismo, algo que quieras realmente. De esta forma te mantienes motivado y será doble gratificación llevar a la meta.